Artículos masonicos en tu domicilio - Tienda masones

Carrito de compra
Checkout Secure

Diario masonico - Ultimo de los templarios

Oct 19, 2017 1 comentario
Diario masonico - Ultimo de los templarios

Ultimo de los templarios - Jacques de Molay

Viernes 13 de Octubre de 1307; Crónicas de una traición

Como es sabido el viernes 13 de octubre de 1307, Los Caballeros de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón, más conocidos como Caballeros Templarios, fueron apresados y ajusticiados. Algunos de ellos, incluido su Gran Maestre Jacques de Molay, fueron retenidos y sometidos a torturas durante los siguientes 7 años, hasta acabar quemados en la hoguera.

mundo templario

La Orden Templaria se había mantenido activa durante casi dos siglos. Fundada en un principio por nueve Caballeros franceses con Hugues de Payens a la cabeza tras la Primera Cruzada, su propósito oficial era el de proteger a los peregrinos que iban a la ciudad santa de Jerusalén. Aprobada en un principio por la Iglesia Católica y bajo la protección y asesoramiento de San Bernardo de Claraval, de quien se dice fue el último Druida, la Orden crecería rápidamente, llegando a alcanzar un poderío y esplendor, convirtiéndose en los banqueros de la cristiandad; comenzando por trasladar seguros los valores de los peregrinos pero luego convirtiéndose en prestamistas de la propia iglesia y de varios reyes y nobles, lo que suscitaría los celos y desataría la codicia del Rey de Francia, Felipe IV apodado el hermoso, quien no se detendría ante nada para hacerse con los bienes de la orden Templaria y también evitar pagar la fortuna que le debía a dichos caballeros, llegando incluso a acusar de herejía al papa Bonifacio VII, mandar envenenar al Papa Benedicto XI y haciendo nombrar al Papa Clemente V, hasta conseguir sus fines.

templarios Jacobo de Mollay

Felipe IV el Hermoso, rey de Francia, presentó ante el papa Clemente V una denuncia contra la Orden del Temple formada por 127 puntos, entre los que destacaban la posesión de más poder y riqueza que la Iglesia, sus supuestas relaciones clandestinas con los musulmanes, los ritos de iniciación en los que se obligaba a los neófitos a cometer sacrilegio contra la cruz, asesinato en los que revelaban secretos de la Orden, profanación de los sacramentos y eliminación de palabras en la Consagración de la misa, sodomía y adoración de ídolos paganos.

El viernes 13 de octubre de 1307, el rey ordenó detener a todos los caballeros templarios y el embargo de todos sus bienes y riquezas en sus dominios y Clemente V ordenó su detención en todo Occidente y en Chipre, y casi 600 caballeros fueron llevados a París para ser juzgados. En 1309, algunos de aquellos primeros templarios detenidos se retractaron de las declaraciones iniciales, convirtiéndose en relapsos.

En el Concilio de Vienne, en el año 1312, Clemente V dictó la bula Vox in excelso, por la que suprimió la Orden del Temple, quedando solo pendientes de sentencia los casos de sus cuatro más importantes dirigentes: Jacques de Molay, Geoffrey de Charney, Hugues de Pairaud, y Geoffrey de Gonneville.

Tras declararse inocentes, los dos primeros fueron quemados vivos frente a la catedral de Notre Dame de París ante todo el pueblo, en 1314. Jacques de Molay, maestre del Temple, murió tras lanzar una maldición contra los dos culpables de su detención, el papa Clemente V y el rey Felipe IV, instándolos a presentarse ante el Altísimo en menos de un año. Ambos murieron en pocos meses.

La aparición de documentos que han permanecido durante 700 años ocultos en los archivos del Vaticano muestran lo ocurrido en los juicios que se realizaron contra los templarios en el castillo de Chinon en el tomo titulado Procesos contra Templarios, conocido como Pergamino de Chinon, el papa Clemente V concedió la absolución a los caballeros templarios reconociendo que no había motivos para su enjuiciamiento.

Si bien esta es la historia oficial, muchos misterios rodean a esta Orden y a su desaparición, por cierto nunca conseguida del todo, ya que los miembros que lograron escapar fundaron otras Órdenes con otros nombres en diferentes países, algunas de las cuales, han perdurado hasta nuestros días.

Además de tener aquí un recuerdo para los Caballeros Templarios que fueron apresados un día como hoy por la ambición de un monarca y la complicidad de la iglesia a la cual servían y que todos los iniciados debemos recordar, también veremos el origen del señalamiento del viernes 13 como fatídico y de mala suerte.

En la antigüedad y para casi todos los pueblos el número 13 era un símbolo de buena suerte, pues era el número de lunas llenas que hay en un año.

13, eran por ejemplo, el número de baktuns en la cuenta larga del calendario maya.

Para nosotros occidentales, el 13 comenzó a ser considerado un número de mala suerte, al parecer, en el cristianismo, pues 13 eran los comensales de la Última Cena. Y, como curiosidad (quien sepa interpretar que interprete) en el capítulo 13 del Apocalipsis se describe la llegada del anticristo.

Aunque no deja de ser curioso, que la Iglesia considere que el cristianismo se expandió gracias a 12 apóstoles más una mujer, maría, la madre de Jesús, lo que vuelven a dar un número de 13. Más tarde, tras su ascensión, sería reemplazada por Pablo, considerado como un apóstol, aunque nunca conociera personalmente a Jesús de Nazaret. Seguimos en el número 13.

También eran 13, al parecer, el número de Iglesias cristianas antes de proceder a su unificación y 13 las primeras basílicas cristianas construidas.

Pero veamos que ocurría en otras culturas:

– En la corte de Zeus, los dioses del Olimpo, eran 12 más él, lo que dan un número de 13

– Freye, en la mitología germánica, era la diosa vinculada al 13 y era la diosa del amor y la belleza.

– En la leyenda nórdica del Valhalla, el invitado número 13 era el dios maligno Loki

– Los antiguos egipcios, establecían que la muerte era la decimotercera fase del ciclo de la vida, por lo que consideraban que el número trece representaba la nueva existencia, era el camino hacia la morada de los dioses, un viaje al más allá.

– 13 es el número de monjes Shaolin que vencieron a las tropas de Wang Renze y ayudaron a establecer la dinastía Tang en China.

Y así podríamos seguir, poniendo un gran número de ejemplos, donde el 13 es considerado tanto bueno como malo.

La caída de los Templarios, provocó que el viernes 13 fuese considerado desde entonces un símbolo de mala suerte, sobre todo en los países de tradición anglosajona, donde una gran mayoría de Templarios fueron a buscar refugio. Hasta el punto de omitir el número 13, en calles, pisos y habitaciones de hoteles y hospitales. Respecto a estos últimos, en muchos hospitales, no se realizan operaciones quirúrgicas, los viernes 13. Solamente en los EE UU , se pierden más de 900 millones de dólares en ganancias, debido a cancelaciones de viaje en viernes 13 en la aerolíneas.

– La Luna da 13 órbitas completas al cabo de un año alrededor de la Tierra

– durante cada semana el planeta Tierra gira 7 veces mientras se traslada una distancia en la que el Sol cabe 13 veces.

– 13 semanas es la duración de cada estación.

– En 8 años u 8 órbitas de la Tierra, el planeta Venus da 13 órbitas. Es el ciclo pentagonal entre la Tierra y Venus.

En cuanto a su simbolismo se podrían escribir ríos de tinta, pero como para muestra un botón, nos contentaremos con dar algunas ideas:

– En los rituales egipcios, se debían realizar en el templo de iniciación, trece pasos. Seis pasos, representaban la audacia, la certeza, la voluntad, los objetivos, el deseo y el coraje, estos se debían realizar hacia delante y para representar que cada paso realizado hacia delante estaba meditado, se realizaban seis pasos hacia atrás. Por último, el paso número 13, servía para cruzar, de modo simbólico, la puerta que los conduciría a la nueva vida, a la nueva existencia.

– En los estudios de Pitágoras, de la disciplina numerología, el número 13 pasa a ser el número de la evolución y del crecimiento. También este número sirve para que el buscador de lo místico, usándolo adecuadamente, pueda abrir las puertas del conocimiento.

– El número 13 iniciáticamente, simboliza el velo de los maestros, que podrá ser levantado una vez que el iniciado haya alcanzado la iluminación perfecta, una vez que el cuerpo, la mente y el espíritu se hayan purificado.

– En el Tarot, el 13, arcano de la muerte, cierra el ciclo básico, limpia los errores del pasado y abre un nuevo ciclo en otro plano.

En cuanto al viernes 13 de octubre que nos ocupa, es el día 286 de año (2+8+6= 16=7 en reducción teosófica). Quedan 79 días para terminar el año (7+9=16=7 en reducción teosófica). Lo que nos da que desde el principio hasta el final del año tenemos el número 7, que es el número central del propio 13.

Decide ser feliz y sonríe, es gratis y contagioso, haz de tu vida una maravillosa aventura diaria, digna de ser vivida y sé la mejor versión de ti que te sea posible.

NAMASTE… IN LAK ECH… SALAM ALEIKUM… SHALOM, o en el idioma que prefieras, TE AMO Y RESPETO.

Van, aprendiz eterno.

Llegando al final este artículo, agradeciendo que hayan tomado su precioso tiempo en la lectura. Les recordamos nuestra  Tienda en línea y que pueden adquirir artículos masónicos muy variados.No olviden suscribirse al Blog si todavía no lo han hecho, compartir en sus redes sociales y seguirnos en Twitter en:@MasonicoTemplo, o en Facebook

Autor y Colaborador,  Q:. H:. Van Maldonado el 13 

anillo masonreloj masonicopulsera masonica

Noticias masonicas relacionadas


Publicación más antigua Publicación más reciente


1 comentario


  • Buenos articulos, felicidades

    Manuel Cruz en

Dejar un comentario


¡Agregado al carrito!