Artículos masonicos en tu domicilio - Tienda masones

Carrito de compra
Checkout Secure

Diario Masonico ==> Masones que son

Mar 21, 2018 1 comentario
Diario Masonico ==> Masones que son

Masones que son .... El concepto

René pensaba y pensaba en lo sabio que era su anciano maestro… En la forma dulce con la que siempre le contaba historias, parábolas y alegorías de personajes, lugares y tiempos lejanos… largas, muy largas horas dedicaba el anciano a relatarle tales cuentos.

Los aprendices alrededor de él, sentados, escuchaban con atención. Los envolvía con cada historia. Los transportaba hasta esos sitios, les hacía sentir aquellas historias como propias.

anillo masonico relieve tienda masones

Jamás sacaba conclusiones,... aparentemente sólo era un cuenta cuentos, pero siempre invariablemente después de cada historia del maestro, los aprendices sentían que habían viajado, que habían adquirido nuevas experiencias, que habían sentido lo mismo que los personajes.

Pensaban y repensaban, repasaban cada pedazo de lo contado durante la noche, y al día siguiente llenos de dudas o de ideas nuevas acudían donde el maestro y preguntaban: pero maestro y si fulano hubiera hecho esto o aquello, y si en vez de esto hubiera pasado aquello cuál habría sido el resultado? 

El viejo sabio siempre les decía lo mismo: y qué es lo que crees tú mi querido hermano, dale tú el giro a la historia que creas que debe tener, saca tú las conclusiones; cuéntame tú la enseñanza que nos dejó este relato. Pero maestro si el relato lo sabes tú, así es mi querido hermano, yo te lo he contado pero una enseñanza sólo es tal cuando se interioriza y no, no soy yo el que debe sacar conclusiones de aquello, eres tú… Tu que al interiorizarla extraes de ti… de tu maestro interior la enseñanza y las respuestas.

El buen René siempre estuvo enamorado de las enseñanzas de su maestro y siempre pensó que él jamás tendría la paciencia para enseñar de igual forma y con tanto amor a sus propios aprendices cuando fuese su turno de ser maestro… Qué pasaría pues con el conocimiento cuando llegase su hora, no podía permitir que la memoria tan frágil como es, guardara el registro de la sabiduría. Tenía la obligación… Si la obligación de idear un método por el cual él no fuera capaz de errar, porque a lo mejor él no tendría la vida tan larga del anciano maestro y no tendría la oportunidad de vivir tantas y tantas historias para convertirse en un hombre sabio; pero se sabía inteligente, muy inteligente y pensaba que su cerebro podía construir tales historias o que debería haber un registro bien llevado y bien datado de aquello que el maestro enseñaba.

De esa manera se podría transmitir exactamente y con las mismas palabras a cada nuevo aprendiz, la enseñanza del anciano maestro… Porque al fin y al cabo, “El concepto, puede y debe encerrar el conocimiento” y el conocimiento debe ser una propiedad del intelecto.

Es que es lo más lógico, pues el hombre, lo quiera o no, es un animal RACIONAL y debe ser ese racionalismo el que norme el conocimiento, el aprendizaje y la vida misma… Así pues le dio vueltas a la idea una y otra y otra vez… Además no estaría mal encontrar una forma de juzgar la verdad… si, eso… juzgar que es verdad o que no; porque todos debemos contar con una forma de comprobarla…

diario masonico blogs masones

El tiempo pasaba; dejó de ser un humilde aprendiz, fue ya un compañero, más sabio y talentoso, ejemplo de sus hermanos por el orden y el método que usaba… Porque siempre sus trabajos eran impecablemente pulcros, muy pensados, muy analizados, siempre cumplían el método de la comprobación para jamás errar.

René fue un gran compañero y un buen día sus hermanos creyeron que era hora, y fue convertido en maestro. Orgulloso de sí mismo vistió los arreos más ornamentados y su mejor traje, sus zapatos lustrados, relucientes, todo en él lucía impecable… Se miró al espejo y vio un perfecto maestro, repasó las líneas del primer trazado que leería esa noche y se sintió muy sabio. Iba a dejar su impronta en la orden, tal vez en el mundo, porque sí… es cierto; sí podemos definirlo todo por el concepto, porque el concepto es lo importante, porque ese concepto que nos da el maestro, ese es el que nos hace aprender, es la palabra en sí misma y no la historia que cuenta.

Para qué perder el tiempo en tanta historia y palabrería cuando el conocimiento debe ser corto, claro y conciso. De esa manera los aprendices no se podrían confundir con las sensaciones y sentimientos que una historia puede producir…

De esa manera sólo tendrían que guardar la información adecuada y no tantas y tantas historias… Sí, definitivamente René iba a pasar a la historia como un gran maestro, más aún cuando al llegar a la seguridad de que es el pensamiento racional el dueño de las ideas y conceptos. 

Por supuesto siendo los conceptos aquellos que revelan la sabiduría, y que la pueden transmitir de unos a otros, y de generación en generación sin que el conocimiento se pierda. Era el método para definir qué era conocimiento y para comprobar que el conocimiento era correcto.

Esa, esa era la gran idea, era la gran impronta, era el gran trazado de su vida. Indiscutiblemente sería un gran maestro, un maravilloso maestro que cambiaría el mundo… y sí, lo que ha de ser es. Aunque no siempre lo que es, es lo que debió ser.

El anciano maestro derramó unas lágrimas cuando su aprendiz mostraba el fruto de su inteligencia. Todos sus hermanos alzaron su voz para alabar lo maravilloso del pensamiento racional… Sí… Ese era el camino que todos debían seguir, la razón, el pensamiento que podía conceptualizarlo todo, los conceptos que podían definirlo todo,... las definiciones que podían enseñarlo todo.

Qué maravillosa manera de conservar el conocimiento y la sabiduría, más sin embargo, el anciano maestro sentía que se había roto el método que le fue encomendado a su vez por su maestro y a éste por el suyo y a él por el anterior durante cientos de años… De boca a oído como fue siempre…

Siendo cada MAESTRO EJEMPLO… Mostrando en sus propias acciones los símbolos que enseñaban, y no, no es que se negara a modernizarse, no es que sintiera que no todos los cambios y las modernidades son buenas.

Simplemente sentía que no era el cambiar de paradigmas y crear nuevos, la solución para encontrar el mejor camino .Sabía que el cumplir antiguos paradigmas como rectitud, lealtad, justicia, o aquellos tan hermosos que pusieron los pilares en los que cimentó su vida, libertad, igualdad, fraternidad, los que nos hacen ser aquello que debemos SER

Es que el anciano pensaba, sentía, y sabía que esos no son conceptos, que la fraternidad no es un concepto que define una acción, o un conocimiento siquiera. No se trata de generar un concepto que defina lo que es ser hermano porque no, no se pueden conceptualizar un abrazo, ni una palabra de aliento, ni se puede definir el amor.

Se debe sentir, se debe construir día a día cada uno de nosotros, porque se aprende a caminar tropezando, se aprende a amar amando y seguramente puedo darte el concepto de cómo es una mordida de perro, pero eso no te indicará qué se siente cuando el perro te muerde.

Pero se sentía viejo, esa ya no era su vida, ya no era su tiempo, era el tiempo de René y debía brillar con luz propia y así lo hizo, en aquel sitio donde el tiempo es inexistente, donde los años, las décadas, las centurias pasan y transcurren sin que sea el tiempo mismo lo importante, sino aquello que el tiempo forma, hombres y mujeres que consagran su vida a crecer y a construir, a pulir y tallar la piedra, en ese tiempo y en ese sitio donde el tiempo no es nada René tuvo la razón.

La razón se convirtió en la dueña de la verdad, el concepto se convirtió en la cápsula perfecta que traslada el conocimiento de unos a otros, la definición se convirtió en importante porque era la muestra de la sabiduría de aquel que aprendía y así fue.

El tiempo pasó y un buen día, un buen día un aprendiz mirando el tiempo atrás le preguntó a su maestro: “Maestro, pero cómo se define el amor, cuál es el concepto que me hará entender y sentirte hermano”, y fue entonces cuando aquel para quien el concepto fue lo más importante y la definición fue la muestra de la verdad, fue entonces cuando entendió que el amor no se define, se siente, que la fraternidad no es un concepto que se entienda, es un sentimiento que se vive, que la palabra perro no muerde, pero el perro sí, y fue entonces cuando las lágrimas del maestro tuvieron sentido.

Conceptos, fatuos conceptos, ... lastimosamente el racionalismo sobrevaloró al concepto endiosándolo por encima de lo que ES.

El resultado es una sociedad que parece; llena de personas preocupadas de parecer, donde lo importante es acercarse al concepto de felicidad, o de profesionalismo, o de inteligencia, o al menos parecer que lo eres, pero donde muy pocas personas lo SON, donde lo importante es la boda, la fiesta, el banquete y no el amor que forma realmente el matrimonio.

Donde un hijo se transforma en el concepto de realización personal, de prevalencia del nombre, y no en el resultado del amor.

Donde la sabiduría dejó de ser la suma del conocimiento y la humildad y fue representado simplemente por un papel que algo llamado la academia avaló, porque no… no es importante ya cuanto sepa yo, lo importante es un papel que diga que soy ingeniero o doctor o lo que sea… porque eso me da el derecho de llamarme maestro, ...que difícil es vivir en ese mundo, tal vez por eso, tal vez sea esa la razón, tal vez la razón de porque siempre seré un humilde y eterno aprendiz.

Tal vez un día un maestro llamado René sobrevaloró al concepto, a la definición y al método y los endiosó por encima del ser, por encima del sentir y desde ese día tal vez peyorativa y denigrantemente se llamó empirismo a aquello que antes se llamó sabiduría

Tal vez por esa razón y por pensar que SÉ aquello que me ha pasado y ha generado experiencia, y por no necesitar comprobación sobre aquello que siento y vivo… tal vez por eso siempre seré tan sólo un humilde aprendiz…

Conceptos... fatuos conceptos... endiosados por encima de lo que ES... personas preocupadas de parecer mientras muy pocos SON... donde parecemos humanos en un mundo sin humanidad... fatuo concepto este del concepto.

Decide ser feliz y sonríe, es gratis y contagioso, convierte tu vida en una maravillosa aventura diaria, digna de ser vivida y sé cada día la mejor versión de ti que te sea posible.

NAMASTE… IN LAK ECH… SALAM ALEIKUM… SHALOM; o en el idioma que prefieras TE AMO Y RESPETO.

Van… aprendiz eterno.

Autor y Colaborador,  Q:. H:. Van Maldonado el 21 de Marzo, 2018 

Noticias masonicas relacionadas


Publicación más antigua Publicación más reciente


1 comentario


  • leyendo un libro vino a mi la imagen del símbolo con este signo vencerás del Emperador Constantino, y buscando por internet vi vuestra tienda y el deseo de tener el tan preciado anillo, he seguido vuestras indicaciones para poder obtenerlo y ha sido infructuoso, no se si eso puede ser una señal, de que no poseo el derecho a portarlo

    Fernando Castelló en

Dejar un comentario


¡Agregado al carrito!