Artículos masonicos en tu domicilio - Tienda masones

Carrito de compra
Checkout Secure
🔺 Diario Masonico |  Rito de Iniciación

  Rito de Iniciación

NO sé a qué hora la vida pasó pensaba el aprendiz… no se en que momento mi cabello se cubrió de canas se decía a sí mismo, parece que fue ayer cuando armado de muchas ganas y vestido de buen pingüino el aprendiz enfrentó su más grande aventura.


Ya mucho había leído sobre esos extraños hombres sobre los que mil y una historia se tejían; desde que adoraban a un chivo hasta que comían bbs; desde que liberaban naciones hasta que se construían siempre mejores, desde su amor por la vida y su generosidad hasta que dominaban el mundo y no seque otros planetas aledaños; pero a la final, ya no había nada que hacer… “Alea Jacta Est”. Si… la suerte estaba echada y lo que debía ser sería.


En punto de las siete su corbatín arreglaba un auto su andar paraba, la noche comenzó y en un rapto de repente se vio, mientras los minutos se convertían en horas sus ojos vendados y en una cajuela paseaba, mil cosas su mente imaginaba, mil ideas a su cabeza venían, a cada momento la emoción aumentaba.

En un cuarto frio su testamento firmó, que extraño suena hoy saber qué hace muchos años al mundo dejó su agradecimiento por la vida que en el germinó… y más que dejar algo, pues que ha de dejar quien nada tiene, ese testamento es la prueba de aquel que murió… porque de que ha de servir un testamento de quien nada tiene para dejar, si no es de prueba de que murió y es que realmente murió…

Murió un profano, un ser que profanó la vida al convertirla en ambición material y desamor, un ser desconfiado pues eso aprendió en el mundo, murió el deseo de parecer… Y es que siempre la vida fue un permanente esfuerzo por parecer; parecer bueno, caritativo y humano, a veces olvidando que todo eso se resume en amar; parecer brillante, inteligente y sagaz y hasta atractivo o buen padre o gran amigo… Parecer era lo importante pues eso decía la sociedad en la que vivía, esa en la que una maravillosa boda es muy importante aunque celebre un matricidio en vez de un matrimonio, en la que tus millones en la cuenta te hacen un señor, no obstante seas un corrupto político o empresario vendiendo tu patria tu pueblo o tu alma por unos cuantos papeles verdes. Y sí… Murió ese ser, aunque a veces me pregunto si murió del todo o despertará algún día como vampiro en busca de sangre.

Pero al morir ese ser no nació ni la sabiduría ni el amor, como sería de esperar, no… Es que la vida no es tan fácil o quizás porque no debe ser tan aburrida y predecible, no nació un ser nuevo y virtuoso, apenas si nació alguien que tenía como única virtud, el saber que nada sabía, que carecía de conocimiento y mucho más de virtud, que ni era bueno ni un ser súper dotado, apenas un simple y eterno aprendiz… Y aunque no era mucho, para empezar saber aquello no estaba tan mal… Pero tampoco fue simplemente nacer y ya… No, definitivamente así no tendría gracia alguna pues parte del ser parido nuevamente a la vida es el dolor, el sudor y el esfuerzo… Y todo eso y más hubo de sentir el aprendiz. Pues al fin y al cabo, no cualquiera puede ser parido sobre la dualidad de un mosaico… Pues obligado tendría en sí mismo y como elemento constitutivo al bien y el mal o la virtud el vicio, el amor y el desamor… los extremos habitarían en el desde la más tierna cuna, o al menos lo harían hasta entender que bueno malo son sólo partes de la misma ecuación, imposibles de separar pues el uno prueba al otro y viceversa.
Y qué decir de nacer entre columnas y ser recibido por un Ara; que tan extraño y hasta traumatizante puede ser, ser recibido por aquella que recibió los juramentos de tantos grandes hombres… pensar por un momento en que en ella juraron el buen Lincoln, Rubén Darío, Machado o Conan Doyle, extrañamente también el swamy Vivekananda o tal vez Ortega y Gasset, Fleming, Mozart o Cantinflas… Dura tarea el ser parido entre símbolos y tradiciones; aún más duro pensar en aquel grito que le golpeo la cara estando aún vendado “Esta será tu casa mientras tú no la deshonres” que tremendamente dura tarea para un recién parido; caminar los mismos pasos que cambiaron el mundo una y otra vez entender cómo se construye el pensamiento que edifica y engrandece, aquel que trasciende la mismísima muerte… comprender los mensajes guardados en los símbolos para que el tiempo no haga meya… Y como si todo fuera poco, aprender a devastar una tal piedra bruta, que a veces es tan bruta que nos hace sentir que somos sabios y que decir de la eterna lucha contra el ego para impedir que nos domine y convierta en un buen Narciso, pero sin herirlo jamás de muerte para no quedar solos ni sentir que valemos menos de lo que realmente valemos… Duras… Muy duras tareas para un recién parido.

Y lo más extraño de todo pensaba mientras sonreía el aprendiz, es que ahora parecía que nunca nada fue duro y mucho menos difícil; aún recordaba los tiempos en los que nada tuvo sentido, aquellos cuando su entendimiento cuestionaba el método y la forma, cuando sentía que nada le era enseñado y hasta dudaba de la sabiduría de sus mayores… y a su mente llegaban uno a uno los recuerdos de tantas y tantas jornadas en las que aún sin saberlo, todo le fue enseñado; que simple parecía hoy la mayor lección que le fue dada pero que difícil fue entender en su momento que amar a tus iguales como a ti mismo no tiene ningún mérito, que lo trascendente es amar a tus diferentes como al que más porque es en aquel que piensa distinto, no es de tu raza o no se parece a ti, en el que te encontraras, o al menos a tu HUMANIDAD, si es que aún queda un poco de ella en el mundo.

Y hablando de humanidad, si algo fue duro, recordó el día en que su maestro le pidió escribir unas breves líneas sobre un conflicto en tierra santa, que ni de conflicto ni de santa tienen nada, que amargo recordar que los hombres se matan por un puñado de tierra que supuestamente es santa y derraman la sangre de su hermano por la ambición que traen las religiones, de aquellas que dicen ser la verdadera y matan con crueldad en nombre de un inhumano Dios; si, fue muy duro sentirse avergonzado de llamarse humano en un mundo en el que lo que menos hay es de humanidad; pero aún de ese hecho amargo, aún de ese aprendió, aprendió duramente aquello que jamás se debe ser o justificar, aprendió que el dolor del otro es tuyo tanto en cuanto es tu hermano.

Recordó la manera dulce con la que su maestro le explico que el más sabio maestro no es aquel que tiene el más ornamentado mandil o las más altas condecoraciones, que aquel sólo es un aprendiz que ha podido aprender a desaprender y que genero tanto espacio vacío del vicio de saber, como para poder comenzar a sentir, a apagar el cerebro y entender el Universo desde el amor y a recibir las lecciones de aquel que tiene el mandil más hermoso… el blanco diáfano y puro; que el encuentro con el maestro más sabio grande y poderoso, no se da en un templo y mucho menos en alguna academia; que tan sólo se da en el maravilloso espacio obscuro que guardas en tu interior, en ese sitio tan poco visitado que guarda las memorias de quien eres en verdad, cuando no necesitas parecer ni justificarte bueno o malo, cuando simplemente ERES.

Que maravillosa sensación sentía ahora el aprendiz… que perfecto resultaba recorrer sus recuerdos, despojado de tanto y tanto con lo que había llegado, que maravillosa sensación era hoy el haber muerto y más aún el haber sido parido nuevamente; que fantástico tener como única seguridad el saber que nada sabía y el no tener que parecer, el haber sido recibido por un Ara y haber sido parido en la dualidad de un mosaico, entre columnas y símbolos, pues eso lo hacía ser quien ES… Un simple y humilde aprendiz.

Decide ser feliz y sonríe, es gratis y contagioso, convierte tu vida en una maravillosa aventura diaria, digna de ser vivida y se la mejor versión de ti que te sea posible.
NAMASTE… IN LAK ECH… SALAM ALEIKUM… SHALOM o en el idioma que prefieras, TE AMO Y RESPETO.

Van, aprendiz eterno.

Para los amantes de la lectura quiero comentarles que hemos recopilado mas de 1.000 libros de temática masonica, esotérica, y de otros contenidos. Esta Biblioteca la actualizamos de por vida, y la tendrás por un precio simbólico de $3 una sola vez.

Sólo click en la imagen de abajo para empezar el procedimiento de acceso.

Biblioteca Virtual Masonica

Llegando al final este artículo, agradeciendo que hayan tomado su precioso tiempo en la lectura. Les recordamos nuestra  Tienda en línea dónde pueden adquirir artículos masónicos muy variados. No olviden suscribirse al Blog si todavía no lo han hecho, compartir en sus redes sociales y seguirnos en Twitter en:@MasonicoTemplo, o en Facebook

Reloj MasonicoPulsera Plata MasonicaRopa Masonica

Noticias masonicas relacionadas


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


Dejar un comentario


¡Agregado al carrito!