Artículos masonicos en tu domicilio - Tienda masones

Carrito de compra
Checkout Secure
🔺Diario masonico |  Que hace un aprendiz mason

Que hace un aprendiz mason

Aquel día, el aprendiz escuchaba con esa atención que pone aquel que quiere entender, aquel que se esfuerza por comprender; con la misma fascinación de aquel que ve la luz por primera vez; de repente su cerebro recibió una súbita descarga de electricidad… sintió que esa energía lo recorría por todo su cuerpo… que concepto tan maravilloso… tan simple y al mismo tiempo tan completo… tan total, tan poderoso.

“Nuestra Orden se cimienta en la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad; pero de entre ellas la verdad es que es la FRATERNIDAD la piedra angular de nuestros trabajos; porque cuando la tienes, cuando amas a tu prójimo y lo sientes tu hermano, cuando realmente eres hermano de tus iguales y también de tus diferentes… la IGUALDAD está implícita; y es que no cabe ni cabrá nunca más la discriminación; porque es imposible discriminar a tu hermano, porque las diferencias no sólo dejan de ser irreconciliables, sino que dejan de ser siquiera diferencias, porque tu hermano siempre será lo mismo que tú y parte de ti y cuando todos quienes te rodean son tus hermanos y son iguales; no cabe otra cosa que la LIBERTAD y es que con amor y en igualdad es imposible concebir la vida con cadenas de ninguna especie”.

Anillos masonicos

Una y otra vez repetía en su mente esas palabras… entre más las repetía, más las entendía… entre más las entendía más suyas le parecían; pero cómo habrían de ser suyas… por primera vez plagiaba un concepto, y es que las palabras de su Orador eran tan propias que sentía que desde siempre estuvieron en él… cómo es que eran suyas, si quien las dijo fue otra persona… de pronto se dio cuenta del por qué… de pronto se dio cuenta de que era tan sólo la confirmación de aquello que su querido hermano dijo antes… SOMOS HERMANOS Y SOMOS LO MISMO… SOY PARTE DE EL COMO EL ES PARTE DE MI… somos hermanos… tan diversos y diferentes como iguales y fraternos… tan iguales y fraternos como libres… HERMANOS… SOMOS HERMANOS.

Y sí… ese es el pilar fundamental… no cabe ni puede ser otro es la FRATERNIDAD, esa maravillosa y a veces mal comprendida fraternidad, la argamasa que une cada piedra en este templo y lo convierte en una sólida construcción capaz de soportar incólume el paso de los siglos.

Mientras escribo este texto, pienso en el camino transitado; recuerdo y mi mente vuela a través de imágenes grabadas en mi ser, en otros tiempos de este ya largo viaje que un día emprendí… vienen a mí los rostros asombrados de más de un vigilante tratando de meter en cintura los intrincados ensayos que un joven aprendiz redactaba… las horas y horas de instrucción en las que discutía y debatía, en las que lo cuestionaba todo, en las que mis maestros, mucho más conceptuales  que yo, hacían hasta lo imposible por convencerme de que trabaje en la búsqueda de la virtud y no en la práctica de la magia.

Cómo iba yo a buscar la virtud si nunca quise ser virtuoso… y es que habemos quienes no nacimos para ser sabios, mucho menos ejemplo de comportamiento y virtud; en cambio lo oculto… aquello que por su poder o valor se esconde de los ojos comunes… eso sí que no podía estar alejado de mi interés; así que contrariando el criterio de mis sabios hermanos mayores, fue precisamente eso… aquello que se guarda dentro mío; porque esotérico no es otra cosa que lo de adentro… y eso de adentro se transformó en mi razón y camino de búsqueda.

Muchos años y búsquedas… horas y horas leyendo, practicando, meditando, conjurando mezclando, preparando y hasta ofrendando; magias de todos colores, sanaciones, fuerzas místicas, creencias de antiguas culturas, evidentemente las ciencias y su Diosa: la Geometría, fueron materias de estudio apasionado; buscando la piedra oculta descendí más de una vez a mi propia tumba… el buen Fausto se convirtió en frecuente compañía en cada descenso al infierno en busca de calor, quizás del fuego de la fragua de Vulcano o tal vez de algún secreto que se olvidaron de escribir con sangre en los grimorios de San Cipriano o en las Clavículas de Salomón…

que hace un aprendiz mason

Más sin embargo he de decir que valió la pena; que las miles de horas dedicadas a la búsqueda de la Magia, del esoterismo y la verdad recibieron su justo pago… luego de tantos años de esfuerzo he de decir sin temor a equivocarme, que la búsqueda de los secretos de la piedra filosofal, valió la pena; que efectivamente es posible transformar el plomo, en oro; en valioso y resplandeciente oro y que la inmortalidad puede ser conquistada.

Nadie me lo contó… juro que he visto tales proezas con mis propios ojos… he visto y disfrutado de ver cómo un hombre cualquiera, común como el plomo se convierte en una resplandeciente joya, valiosa como el oro… y he visto a varios de mis maestros cruzar el umbral al Oriente eterno y no obstante venir cada día a abrazarme y brindarme su consejo, incluso más frecuentemente que cuando en vida estaban… Hace poco dije que aprendería de aquellos cuya magia más poderosa fuera… y es lo que he hecho desde hace muchos años… aprendo a ser magia de aquellos magos poderosos a quienes ni la muerte aleja de mí… aquellos que supieron encontrar los secretos de la alquimia y transmutaron de comunes hombres, movidos por el interés y las convenciones sociales, a grandes seres a cuyo paso el amor deja huella… porque no hay magia más grande que la del amor y nada hace a un hombre más grande que la fraternidad… saberse hermano de sus iguales y más aún de sus diferentes.

Hace muchos años comencé este viaje y hoy sé que nunca entré en la Orden… nunca tuve la oportunidad, pues aún antes de mi primera iniciación, antes de siquiera haber recibido iniciación, ya ella… la Orden había entrado en mí… sí la Orden entró en mí desde siempre… y hoy después de tanto tiempo, de grados y mandiles, más que nunca se que soy y siempre seré un humilde aprendiz, un afortunado aprendiz, que disfruta de tener tantos y tan amados hermanos… hoy más que nunca sé que LA FRATERNIDAD es la piedra angular sobre la que se construye nuestra Orden, así como el AMOR es el elemento fundamental de la MAGIA y una vida feliz.

Decide ser feliz y sonríe, es gratis y contagioso, convierte tu vida en una maravillosa aventura diaria, digna de ser vivida y sé la mejor versión de ti, que te sea posible.

NAMASTE, IN LAK ECH, SALAM ALEIKUM, SHALOM, o en el idioma que prefieras, TE AMO Y RESPETO.

Van… aprendiz eterno

Autor y Colaborador,  Q:. H:. Van Maldonado el 15 de Marzo, 2018 

Noticias masonicas relacionadas


Publicación más antigua Publicación más reciente


1 comentario


  • muy motivadora y hasta emocionante . me reflejo en muchas frases de este señor

    pablo orlando campillay en

Dejar un comentario


¡Agregado al carrito!